sábado, 1 de diciembre de 2018

Los peores “horrores” de algunas ciclovías en el trazado de Santiago


¿Y DÓNDE ESTÁ LA CICLOVÍA? CICLISTAS DEBEN ESQUIVAR “A OJO” LOS CAMIONES EN AVENIDA LA PAZ.

fuente: latercera.com

Ciclistas y alcaldes de distintas comunas hacen un duro diagnóstico sobre el estado de esta infraestructura y plantean dudas sobre si estaban dadas las condiciones para la puesta en marcha de la Ley de Convivencia Vial.

Rutas no delimitadas, curvas riesgosas, árboles, basureros y camiones atravesados en el camino: esos son algunos de los obstáculos más singulares y peligrosos que muestran hoy distintas ciclovías en la capital. El tema se volvió urgente luego de la puesta en vigencia, el 10 de noviembre pasado, de la Ley de Convivencia Vial, que busca regular el uso de las vías entre los distintos usuarios. Las dudas sobre la verdadera capacidad que tiene la infraestructura urbana para enfrentar este cambio normativo, y sus efectos sobre el uso de las bicicletas, comenzaron a surgir en sus primeros 20 días de vigencia.

De hecho, este fin de semana el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, admitió a La Tercera que desde que rige la ley el uso de bicicletas en esa comuna descendió 15%.

Al realizar un recorrido por las ciclovías capitalinas surgen ejemplos como un tramo en Av. La Paz que debería estar demarcado, pero es bloqueado por camiones, cajones de fruta y carros. En plena Ñuñoa, en tanto, los ciclistas deben realizar arriesgadas maniobras que los exponen a bajar a la calzada, con la posibilidad de ser alcanzados por algún vehículo, mientras esquivan árboles u otros obstáculos.

Ciclovías en cuestión

Alejandro Tirachini, académico de la U. de Chile y experto en ingeniería de transporte, recalca que “aún quedan ciclovías mal hechas en el pasado, que se tienen que corregir”. Entre esos ejemplos menciona el trayecto por el bandejón central de Alameda, entre las estaciones Moneda y Las Rejas. “No cumple con los estándares de una buena ciclovía”, describe. Coincide Ángelo Améstica (19), uno de los ciclistas que usa el trayecto: “Los peatones no son muy respetuosos y la ciclovía está muy mal delimitada en el piso”.

El coordinador de Movilidad de la Municipalidad de Santiago, Miguel Olivares, dice que esa ciclovía la ejecutó el Serviu, “y nosotros no podemos hacer ninguna intervención mientras no salga el concurso Alameda, propuesta que va a modificar la avenida desde Las Rejas hasta Providencia y que la ve el gobierno Regional”.

Otro caso es el de la ruta que recorre Club Hípico, entre Grajales y Av. Blanco Encalada. Olivares señala que ese tramo “lo dejamos obsoleto. Esa ruta la hizo el Serviu y fue con una franja que les sobró para poder pavimentarla. Nosotros, con el nuevo proyecto de ciclovías, eliminamos todas las señaléticas y ya no se pinta, porque es parte de la vereda”.

En Av. La Paz, al norte de la ciudad, hay una ruta para ciclistas denunciada por usuarios como insegura. Jonathan Aravena (39) la recorre diariamente desde la estación de Metro Cal y Canto hasta la calle Cementerio, y describe que en las primeras dos cuadras hacia el sur, antes del terminal de buses, “es súper peligrosa por los carretones y camiones de descarga” que se cruzan.

En Ñuñoa también hay tramos que muestran problemas. Othoniel Pino (19) denuncia que en Dublé Almeyda hay una ciclovía en la que “si van dos bicicletas con manubrio ancho, una se cae”. Desde la Municipalidad de Ñuñoa señalaron que dicha vía fue ejecutada por Serviu a fines de los años 90, “cuando no existían normativas, por lo que se trató de buscar la mejor opción”.

En el Ministerio de Transportes informaron que a 2018, hay 339 kilómetros de ciclovías en el gran Santiago, de los cuales 48% fueron incorporados desde 2011.

El ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg, señaló que el trabajo realizado por su cartera ha “permitido fijar un nuevo estándar de diseño en vías de transporte para la bicicleta, enriqueciendo su uso”.

Falta de presupuesto

En los municipios hay un tema que preocupa: el financiamiento para la creación y mantención de ciclovías. En la municipalidad de Santiago, Olivares afirma que la comuna no tiene presupuesto para esta materia. “Esto tendría que haber venido del gobierno central, como una planificación general, antes de haber lanzado la Ley de Convivencia Vial”, recalca.

La alcaldesa de La Pintana, Claudia Pizarro, señala que a pesar de tener 22 kilómetros de ciclovía en la comuna “nos falta mucho por avanzar. Tenemos un presupuesto diez veces menor al de Las Condes. El tema de construir ciclovías en toda la comuna y del estándar necesario, solo sería viable si tuviéramos un financiamiento externo para esos ítems”.

Su par de Las Condes, Joaquín Lavín, coincide en que el tema pasa por la infraestructura. “Muchas ciclovías se pueden hacer simplemente con pintura y señalizaciones, pero si quiero una separación total de los espacios, con tachones, eso obviamente lo encarece y muchos municipios van a requerir un apoyo del gobierno central”, estima.