jueves, 9 de junio de 2016

Chile crea nuevas bicicletas para fortalecer integración con el Biotrén

Ferrocarriles del Sur (Fesur) reimpulsó el proyecto Biobicis, con el objetivo que los velocípedos se sumen a la integración con el Biotrén. 

La política de transporte en la actualidad pretende cambiar la visión que tiene la comunidad respecto a las bicicletas y que éstas se consideren más un vehículo que un simple medio recreativo.

Dentro de esa premisa, Ferrocarriles del Sur (Fesur) reimpulsó el proyecto Biobicis, con el objetivo de que los velocípedos se sumen a la integración con el Biotrén, como ya sucede, por ejemplo, con buses o taxis colectivos en algunos puntos del Gran Concepción.

De esta manera, ayer se presentaron 40 nuevas bicicletas, con sus respectivos cascos de seguridad y cadenas, para ser distribuidas, principalmente, en las estaciones de Biotrén de Coronel, con una inversión de $10 millones. Éstas se sumarán a otras 25 que ya funcionan en la estación intermodal penquista.

Se trata de elementos que son prestados de manera gratuita para que los usuarios del Biotrén puedan ocuparlos y movilizarse a algún punto de su interés.

Cabe mencionar que esto se acompaña con la opción de guarderías o aparcaderos habilitados hace un tiempo en todas las estaciones para quienes tienen sus propias bicicletas y deben abordar un tren.

“Las ciudades más modernas enfrentaron sus problemas de congestión diversificando la oferta de transporte público y ese es el sentido al que hay que apuntar.

Por eso en el Gran Concepción se está fortaleciendo los servicios de Biotrén, tenemos que avanzar en la oferta de buses alimentadores, mejorar los estándares, pero también agregar otros medios de transporte, como la bicicleta, por eso el Ministerio de Vivienda trabaja en fortalecer la red de ciclovías”, señaló César Arriagada, seremi de Transportes, en el mismo contexto.

La metodología para acceder a las bicicletas es simple, señaló Raúl Lavalle, gerente comercial de Fesur, el usuario solamente se acerca a alguna de las estaciones de Biotrén y firma un contrato de comodato. “Hoy ocupan el sistema entre 50 a 60 personas, tanto ocupando sus propias bicicletas como las nuestras”, comentó.

El ejecutivo aseveró que el sistema ha funcionado de buena manera desde su implementación en 2009 y nunca han sufrido la pérdida de alguna bicicleta. “Los usuarios más frecuentes son estudiantes, también hay trabajadores”, agregó Lavalle.

Consultado acerca de la posibilidad de viajar con bicicletas en el Biotrén, el ejecutivo señaló que actualmente no es factible, puesto que actualmente el flujo de pasajeros llega a 16 mil personas diarias, por lo que no hay espacio para introducir uno de estos vehículos en un carro, no obstante, no descartó que sea algo que se pueda analizar en el futuro.

Ya mencionaba el seremi de Transportes la labor del Ministerio de Vivienda y Urbanismo en hacer crecer la red de ciclovías en nuestra zona. En el municipio de Concepción existe conciencia que es una necesidad cada vez más imperante, por lo que se están impulsando nuevos proyectos.

Aldo Mardones, administrador municipal penquista, informó que en este aspecto hay iniciativas en distintos puntos de la ciudad, pero destacó una que debe comenzar a materializarse a fines de este año, que es una cicloruta que se extenderá por calle O’Higgins, desde Tucapel a Padre Hurtado, eliminando de paso los estacionamientos para autos, para conectar la infraestructura que ya existe en ese último lugar.

Una vez materializado esto, se estima que serán 10 kilómetros los que contará Concepción para ese uso. Actualmente, se posee entre seis a siete kilómetros, señaló el administrador.

Más allá de la implementación de vías para bicicletas, también es necesario hacer cambios en la Ley de Tránsito y que se reconozca a las bicicletas como medios de transporte y brindar facilidades que hoy no tienen. “Son temas de demarcación vial, alguna norma que regule el adelantamiento seguro, con un espacio de 1,5 metros entre el ciclista y otros vehículos”, sostuvo.