Recupera tu ciudad... a proposito de Perico.

Jose Vasquez en el grupo de correo de Arriba e la chancha mando la siguiente entrevista:

Una entrevista que tenia guardada, creo que ahora es la oportunidad de mandarselas:
(todavia esta en borrador)

¡Recupera tu ciudad Perico!
por. ppvaz
Agrupacion Arriba 'e la chancha
Santiago 28 de junio 2005

La usurpacion final de la ciudad de parte de los motorizados aqui­ en Santiago viene de finales de los 70`s y principios de los 80`s, como no recordar a los Pericos que se bajaron de la bicicleta, los cuales tuvieron la oportunidad gracias a un Banco de comprar su automovil con un credito a largo plazo, si esos mismos Pericos que ahora se quejan de los tacos, del smog y se preguntan ¿la ciudad en la cual vivo no es como antes? ¿Que paso con el azul del cielo y el blanco de la montaña? ¿Porque mis hijos no pueden jugar en la calle como yo lo hacia?.

¡Bueno! sali­ por las calles de Santiago en busca de estos Pericos para saber de ellos, algunos los encontre en comunas nuevas en las cuales en los 70`s se usaban para siembra y abastecian las ferias libres, estaban en el Barrio Alto como tambien algunos se quedaron en sus barrios antiguos, pero en general los encontre en las calles gritandose unos con otros, ¡Avanza desgraciado!, ¡No sabes manejar imbecil!, ¡Te dieron el carnet de conducir en Sabados Gigantes! aludiendo a algun concurso. Me costo llegar a ellos, mas aun cuando me veian acercandome en bicicleta, al principio me tenian desconfianza pero a medida que la conversacion se mantenia, llegaban a contarme que ellos tambien tenian una bicicleta, pero la tenian arrumbada en el patio trasero, se acordaban de sus barrios en los cuales se criaron, tantos recuerdos que no tienen tiempo de pensar en aquellas cosas, que ahora es distinto apenas te da para conversar o juntarse con los amigos de infancia los ves una o dos veces al año, ¿si es que los ves? Les doy a conocer una entrevista que tuve con uno de estos Pericos un sabado por la mañana para conversar sobre su vida, preguntarle

¿que paso despues de bajarse de la bicicleta para comprarse un auto?.

-Hola -Perico...
- Hola, tu chancha es una de esas antiguas- me contesta despues de mirarme la bicicleta.
- Si - le digo.
- Yo todavia tengo la mia - me dice con algo de nostalgia.
- Perico, vamos al grano le dijo...
-¿Despues que te encalillaste por comprar el auto, que cambio en ti?
- Bueno - me dice - Al principio tuve mucha suerte con las mujeres ya que ellas me preferian en auto en vez de bicicleta, pero despues de un tiempo quede sin pega, la bencina subia junto con el dolar y tenia que rebuscarmelas para pagar las cuotas del auto, incluso preferia no comer
para no devolver el auto ya que si lo devolvia perdia todo lo pagado.
- Pero Perico lo pasabas bien, aun sin comer por pagar el auto.
- Bien no lo pasaba ya que era un sacrificio constante eso de trasladarme en auto, pero no lo podia dejar en casa ya que mi reputacion podia decrecer y la gente a decirme lo que a muchos Pericos les decian. ¡Mira ese Perico se compro un auto y ahora no tiene como echarle bencina!

- ¿Supongo que encontraste pega al poco tiempo?
- No lo creas, vino la recesion de los ochenta y... ¡Bueno me cuesta decir esto! tuve que pintar el auto negro con techo amarillo. Al decirme esto a Perico se le cae una lagrima.
- Pero Perico le digo ¿estas llorando?.
- Solo es una lagrima, es que me acuerdo de la gente que se subio a mi
Taxi, como golpeaba esas puertas? ¡me estropeo todo el tapiz!.

Bueno a esta altura el auto de Perico ya se habi­a convertido en Taxi, y no es para menos no podia hacer muchas cosas. Muchos Pericos en la epoca de recesion tuvieron que trabajar sus autos como taxis para pagar las cuotas del banco y no se los quitaran.

Sigo con las preguntas antes que Perico se vaya al hospital a ver a uno de sus nietos con una enfermedad pulmonar.

- Pero Perico pasaron los ochenta y como sobreviviste?.
- Despues de la recesion me case con la mujer a la cual siempre quise, tuvimos una pareja de Periquitos y eramos felices, nos compramos una casa en un barrio nuevo lejos del centro pero como tenia el taxi para mi no era problema la distancia, La Florida era un barrio en el cual habia mucho campo y aire puro, no habia problemas de tacos y smog, pero con el tiempo empezaron a llegar las inmobiliarias construyendo villas o poblaciones donde antes cosechaban las verduras, se tuvieron que hacer nuevos caminos para los autos, me tuve que encalillar nuevamente con otro auto para mi señora para que vaya a dejar y buscar a los niños al colegio, mis hijos se
empezaron a enfermar todos los inviernos, tuve que salir varias veces de urgencia con ellos al consultorio, pero como habia llegado tanta gente a la comuna los tacos eran insoportables.

- ¿Vaya Perico de una comuna agradable pasaste a una insoportable.?

Es que llegaron tiempos nuevos junto a la democracia, llego la Tarjeta bancaria, los bancos daban nuevos creditosy la gente seguia comprandose autos, pero en los noventa, los autos venian de occidente mucho mas baratos, pero con latas mas delgadas y los accesorios eran todos de plastico, la comuna se hizo insoportable ya que trasladarse en ella ocupaba mucho tiempo.

- ¿Pero Perico porque no te quedaste en tu antiguo barrio?
Eso era no lo que tenia que haber echo, nunca haber salido de mi barrio de infancia, estaba a 25 minutos del centro de pedaleo en bicicleta.

- Perico ya que nombraste la chanchita te hare una pregunta y quiero que me contestes honestamente. ¿volverias a subirte a la bicicleta?.

- Bueno... realmente la echo mucho de menos, para mi la bicicleta fue como una libertad en mi juventud, ya que en ella podia llegar a otros barrios a los cuales no podia ir caminando, iba a ver a mi polola en bicicleta, tambien iba a los cines en ella la dejaba amarrada con una cadena y al
terminar la funcion ahi­ estaba esperandome para llevarme nuevamente a casa, eran tiempo te digo, a los cuales volveria con los ojos cerrados. En esos di­as tu podias jugar una pichanga en la calle y ningun auto te molestaba durante toda la tarde en cambio ahora no se puede hacer eso menos en la comuna en la cual vivo, ahora es distinto las calles estan llenas de autos, antes cuando jugabas y te querian entrar a la casa mi mama me decia...
Entrate Perico que viene el cuco. Ahora le digo a mis hijos cuando juegan entren niños a casa, que vienen los autos....

- Vaya Perico pero ahora que estamos comenzando el siglo, les han construido autopistas por todo Santiago y se supone que ya no habra tanto taco.

- No lo creas me dice - aqui Perico me sorprende con su respuesta - las autopistas que se estan construyendo solo serviran para algunos, te digo un ejemplo la autopista Costanera Norte la cual se dice que es licitada, el Estado invirtio mas de ciento treinta millones de dolares ya que si no
hacia esa inversion no habia ninguna empresa interesada en la construccion, yo personalmente creo que ese dinero se podria haber ocupado en otras cosas mas urgente para la poblacion de Chile y no solo para un sector. La alcaldesa de Cerro Navia una vez la escuche decir, que gracias a la autopista a llegado el progreso a su comuna yo me pregunto ¿cual progreso? seguramente esos habitantes de sectores marginales se podran trasladar diariamente por la autopista y cancelar entre $10.000 y $30.000 mensuales por ocupar la Costanera Norte, Creo que esa alcaldesa esta totalmente equivocada una autopista que pasa por su comuna al otro lado del ri­o, a tres metros de altura no es ningun progreso.

_ Perico!! me sorprendes con tu respuesta ¿yo pense que eras un ferreo defensor de los valores del automovil?
Te dire una cosa: yo nunca estare de acuerdo con las cosas que le hagan mal o afeen mi ciudad, yo ahora lo unico que quiero es un Santiago limpio, un Santiago sin smog, que mis hijos no se enfermen en invierno, que puedan jugar tranquilos al frente de su casa.

- ¿Pero Perico tu auto, con el cual ayudas a hacer tacos y a contaminar Santiago?
- Si... tenia un auto, me decise del por caro, además me hacia crecer la
ponchera, ahora trabajo en una empresa que queda a 10 km de mi casa y me traslado en bicicleta. Al 2010 estara el Plan Transantiago funcionando en su totalidad con todos sus troncales y buses de acercamiento, mi señora podra trasladarse sin ningun problema y olvidarse que le corran mano cuando la micro va llena!!!

- Perico me haz alegrado el di­a con lo que me dices, Perico eres el mismo que yo conoci en bicicleta a fines de los años 70, si todos los Pericos de Santiago piensan como tu, ¡estariamos recuperando nuestra ciudad, nuestros barrios!.

- Perico me da la mano y se despide, pero antes me dice:
En eso estoy mi querido ppvaz Recuperando mi ciudad...

Nota: Si se encuentran algun individuo pedaleando alegremente sin estres por las calles de Santiago con un ramo de flores en su vieja "chanchita"...
¡ese es Perico!...